Quarrels and Quills - The Play by Post Role-Playing Community - Powered by vBulletin
Page 7 of 7 FirstFirst ... 567
Results 61 to 64 of 64
  1. #61

    Frente por la Igualdad Real

    Tan pronto como Amalia Redondo llegó a la puerta principal del Ayuntamiento junto con su camarógrafo, el joven de la máscara blanca abrió la puerta y los hizo pasar. Volvió a trancar la puerta de manera que haría falta un cañón para poder volverla a abrir.

    Era inevitable notar que el joven estaba sonriendo detrás de su máscara.

    “Este va a ser el momento culminante de su carrera,” le dijo a Amalia, “será el último, pero va a pasar a la historia como la periodista que tuvo la primicia de la explosión que acabó con Valle Noble...” Asegurándose que la cámara estuviera grabando, el terrorista abrió su camisa y dejó ver una cantidad escandalosa de explosivos amarrados a su cuerpo, a la vez que mostraba en su mano el control que los haría detonar.

    “Antes de acabar con este montón de lacras humanas, quiero que el mundo sepa que mientras en Valle Noble la gente gasta en un día lo que familias enteras gastan en un año, en la Gran Ciudad seguimos viviendo en una miseria que no conoce límite. Vivimos apiñados como ratas, nos alimentamos de las sobras que nos lanzan, trabajamos como bestias por una miseria. Hoy va a morir mucha gente aquí, pero es por una causa. Si no nos devuelven lo que nos han quitado, este va a ser solo el primero de los ataques que van a sufrir.”
    ...to the topTop



  2. #62


    Amalia Redondo

    -¡Este pobre idiota que se cree! Que soy tan entupida como para arriesgarme sin protegerme.-

    Sobrevivir a las amenazas y la furia de los hombres y mujeres más poderosos de valle noble durante tantos años después de haber trapeado el piso con el nombre de tantas personas le había costado caro. Amalia Redondo tenía muchos enemigos…. y muchos recursos para sobrevivir. Las intenciones del mocoso de la mascara blanca eran evidentes y mientras hablaba a la cámara a la periodista solo le tomo unos segundos valorar la situación y decidir cual de sus artilugios iba a emplear. Era pésima con la magia pero podía pagar el precio de cualquier alquimista, este era el momento de sacarle el jugo a su inversión.
    Se paró frente al chico de los explosivos con las manos en su rechoncha y muy sudada cintura. Estaba desafiante e insolente… como de costumbre… en un solo gesto entre vulgar y heroico subió las manos hasta el costado de sus senos y apretó hacia el centro con todas sus fuerzas. Inmediatamente el armazón de su Super Redonder Bra se contrajo y se activo desatando las más básicas y primitivas feromonas. Un sutil halo rojo salio desde el centro de cada copa y atravesó el clásico traje sastre color mamón de Amalia y empezó a llenar los 5 metros que rodeaban a Amalia. El Super Redonder Bra era un arma de corto alcance pero muy efectiva, el pobre chico no supo ni que le paso. De repente sintió algo extraño entre los pantalones y plin... ahí estaba una poco discreta y evidente turgencia, se sonrojo como un tomate. Esa era la señal que Amalia esperaba para abalanzarse sobre el pobre incauto con su micrófono, sabía que en esas condiciones tenía poco tiempo para obtener su entrevista y desarmar al chico.

    -Los hombres confundidos responden lo que sea…. jejejejeje-

    Le dedico una sonrisa socarrona…. casi diabólica al chico y mientras le quitaba el control remoto aprovecho para le retorcerle los ojos a su bruto camarógrafo… como era posible que fuera tan bestia… cada vez que usaba el Supre Redonder Bra... también tenía que esperarlo a él….

    -¡¡¡Filma de una vez!!!!-


    Cambio su voz de ganso por la de mujer empática y profundamente conmovida por el sufrimiento humano y se volvió a dirigir al chico.

    - A ver señoriiiiiiito, estos son sus dooooos minutos y meeeedio de gloria: tooooodos los ilustres y dignos cuidamos de Valle Noble… estamos conmovidos por su valiente acto de aceptación. Cuéntenos….. que traumatizante y escalofriante historia infantil lo llevo a esconderse patológicamente detrás de esa triste y adorable mascara de teatro japones-
    ...to the topTop



  3. #63

    Gemeine Keiljungfer

    Por fin Gemeine pudo ponerse en pie, ya el sol calentaba en el parque y aunque se le había hecho eterno, solo habían pasado unas cuantas horas desde que tuvo la visión. Sin saber porqué, debía regresar al ayuntamiento y no solo eso, debía entrar. Mientras caminaba por la calle de regreso al edificio, como si fuera una sombra apacible y poco llamativa, su mente iba retraída pensando en “Btzú”, no sabía lo que significaba, pero sentía que fuese lo que fuese lo podía encontrar en el ayuntamiento. Siguió el recorrido y de pronto una ráfaga de viento la detuvo, ante ella estaba Julián, nuevamente se inclinó ante ella y como una fresca brisa que movía sus cabellos se le acercó al oído y le contó todo lo que había visto y escuchado: “Túneles subterráneos”, “fuego”, “Venganza”, “Amaro Andomarro”. Este nombre la dejó friá, pues Amaro Andomarro, es nada más y nada menos que la mano derecha del alcalde, un hombre muy influyente y con gran poder en la cuidad.
    “Gracias por la información, Julián”. Gemeine inclinó su cabeza ante él y con una pequeña sonrisa lo dejó ir. Nuevamente Gemeine tomó el camino, pero con un nuevo rumbo, se dirigia hacia la casa de Mr. Andomarro, la cuál estaba muy cerca del ayuntamiento.
    ...to the topTop



  4. #64

    Frente por la Igualdad Real

    No está de más decir que el ataque del Super Redonder Bra tomó por completa sorpresa al muchacho de la máscara blanca. La atracción que Amalia Redondo le provocó en ese momento fue algo fuera de este mundo. Nunca en su vida había sentido algo así, ¿sería que el amor finalmente le había alcanzado? ¿Sería que estaba destinado a vivir el resto de su vida en los abundantes brazos de esta mujer que deseaba poseer en este mismo instante? Las palabras le faltaron para responder la pregunta de Amalia, que se le había lanzado encima sin ninguna advertencia; un momento que Toño atesoraría por siempre. Sí, Toño, así era como se llamaba el muchacho que se escondía tras esa máscara blanca y lideraba este grupo de revolucionarios que querían cambiar el mundo con un solo atentado terrorista. Luchando por una causa que en este momento simplemente había olvidado, y que le parecía tan lejana y poco importante que ni siquiera gastaría una bocanada de aire en explicar sus supuestos principios. Abrió su boca pero solo palabras de amor podían salir de ahí.

    A duras penas logró quitarse la máscara que mostró un rostro demasiado joven para estar metido en estos líos, pero suficientemente maduro como para ser el de un hombre para esta mujer. “Amalia, dejemos todo esto y vámonos de aquí. Que ese idiota apague la cámara y nos largamos.”

    Desde el otro lado del salón, el muchacho de la máscara negra notó el enredo que había entre Amalia y Toño. Era evidente que la periodista le había robado la razón a su compañero. Con su rifle, apuntó hacia el pecho de Toño donde estaba la dinamita, listo para disparar. Su causa era lo más importante y debía prevalecer.
    ...to the topTop



Page 7 of 7 FirstFirst ... 567

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •